· 

Mi Primera Boda

El viernes 7 de Julio tuve la gran oportunidad de fotografiar mi primera Boda. 

 

Es impresionante estar en una boda, con todas las emociones a flor de piel, es la culminación de mucho tiempo de preparativos y la reunión de gente muy especial y ya he tenido el placer de estar en dos, en mi caso ambas fueron de familiares.

 

En ambas ocasiones me fijé mucho en el fotógrafo, y pensé en la gran responsabilidad que manejan y la poca ayuda que tienen. Por lo que hacer el reportaje de esta Boda yo sola fue un gran salto de valor, sobre todo por ser la primera.

 

La Boda de Nuria y Andrea fue algo pequeño, íntimo y muy bonito.

Me dejaron ser parte de este gran día, depositando su confianza en mí. Sabían que iba a ser mi primera Boda y aun y así decidieron apostar por mí.

 

Hice todo lo que se me ocurrió, al ser en diferentes lugares, llevé el equipo mínimo indispensable, saqué fotos a todo lo que se me ocurrió con las dos cámaras, una de focal fija y la otra variable. Me llevé varias tarjetas de memoria  y las usé todas. Saqué mas de 2.000 fotos y estuve muy nerviosa todo el tiempo. 

 

Una vez ya terminada la Boda y de camino a casa me propuse no ver las fotos hasta pasado el fin de semana. Eso fue algo que me duró hasta el domingo por la noche, me puse a ver todas las fotos y empecé a borrar todas aquellas que no servían, borrosas, oscuras, movidas... (siempre hay de esas) y fui reduciendo la cantidad de fotos. Luego pasé a buscar y borrar las que eran casi idénticas y por último decidí empezar a seleccionar las mejores para luego procesarlas.

 

Toda la parte de la criba es larga, pero la parte de procesar las fotos es la que se hace con mimo, ya que son las mejores fotos del evento y tienes que hacer que sean espectaculares.

 

Para el final de la semana ya tenía todo terminado y solo era capaz de ir enseñando (a todo el que quería ver) parte el reportaje, en concreto mis favoritas, para saber qué tal habían quedado, si solo a mi me gustaban (ya que era mi propio trabajo) o si de verdad eran buenas. Esto son los nervios del directo, por suerte he tenido gente que me ha dado feedback como persona sin conocimientos y he tenido feedback profesional de compañeros y profesores, me enseñaron lo que hice bien pero también lo que hice mal.

 

En Septiembre tengo la siguiente boda y seguro que los nervios serán exactamente los mismos, pero el trabajo será mejor.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Fotografía a medida

Lo más importante es captar la emoción, y así hacer de esa foto el recuerdo más especial.

 Las condiciones las pones tú.

 Todo lo que necesites para esa sesión de fotos que tienes en mente, aquí, en Madrid Centro.