· 

4 Años Despues

A principios de agosto tuve la oportunidad de interrumpir durante una mañana las vacaciones de Diana en Piedrahíta. 

Sacamos de su caja el vestido de novia tras 4 largos pero preciosos años. Las dudas asaltan, ¿estará bien, en buen estado? ¿le habrán salido manchas? ¿aun me quedará bien? por suerte, la respuesta a todas las preguntas fue SI, el vestido estaba perfecto, como el primer día y no solo le quedaba bien, sino que hasta le sobraba.

 

Con todo el vestuario listo, salimos camino al Alto de Peña Negra. Un trayecto de no mas de 20 minutos desde el pueblo. últimos retoques y salimos a prepararnos para las fotos. 

 

La verdad que el viento nos daba juego y el sol una luz espectacular,así que decidimos usar todos los escenarios que el entorno nos daba no sin miedo de que Diana, en sus tacones, pudiera caerse, pero no fue así. Con algún momento de risa tonta y fotos de poses chorras sacamos de las mejores fotos que todos estos elementos nos dieron.

 

Decidimos bajar al pueblo para sacar unas fotos en los jardines del palacio de Piedrahíta donde use el flash de mano con su ventana de 80cm que tras unas fotos decidimos descartar ya que la luz era muy envolvente.

 

Aquí os dejo una muestra de lo mejor de la sesión. 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Fotografía a medida

Lo más importante es captar la emoción, y así hacer de esa foto el recuerdo más especial.

 Las condiciones las pones tú.

 Todo lo que necesites para esa sesión de fotos que tienes en mente, aquí, en Madrid Centro.